1 Comment

  1. La inocencia de la vida que envuelve a nuestro niño interior desgarradoramente travieso invita alas travesuras de la aventura de vivir santificando nuestros hechos con penas ,alegrias ,amarguras deliciosamente bellas..unos cruzamos rios otros mares para llegar al mismo sitio donde nacimos….esto es lo que me dice estas fotografias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s