Mr. Gris

Mr. Gris

Las cadenas atadas en mi costilla

se rompen de tres en tres.

Llegaban hasta tus hilos de plata,

allí donde los nidos y las pupilas verdes,

cambian como el viento.

No soy nada para ti,

Entonces en “nada” me convertiré.

Y “Nada” estalla,

Se eleva,

Grande,

Inmensa,

Abisal.

El fondo mas oscuro del océano.

En esa terrible ola me pierdo,

La abrazo y me duermo,

Feliz.

Soy la destrucción y el salto

y mi guía es una estrella de piel y tinta.

Recuerda,

Siempre,

vender caras tus espinas.

– Ana Darder –

Mr.Gris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s