12 febrero, 2011 § 1 comentario

Mi identidad dentro de un contexto público se anula, escondo el rostro, me convierto en parte del entorno, en una pieza más del paisaje, al mismo tiempo se crea una situación extraña, absurda, la escena me recuerda en cierta manera las obras de René Magritte, Juan Muñoz, Balthus o la corriente surrrealista. Siguiendo con la idea del absurdo y la incoherencia coloco un conejo negro en el espacio expositivo de la fundación Vila Casas, se crea una situación de irrealidad, la naturaleza en contradicción con la arquitectura, lo salvaje versus el espacio equilibrado.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Seminario con Diego Ferrari en Ana Darder Fotografía.